Principal ] [ Mapa Web ]
Microteología I Corintios, 13

El que ama realmente

es consciente de sus limitaciones

y sabe ponerse en su lugar;

que eso es ser humilde.

 

Es desinteresado y atiende

tanto a los que le caen bien

como a los que le caen mal.

 

Está siempre a disposición de todos

y sabe descubrir las necesidades de los demás.

Es alegre y saltarín,

como un arroyo de montaña.

 

El que ama realmente

no se deja ofuscar por enfado alguno,

no guarda rencor mas allá de tres minutos,

no puede aguantar las injusticias,

no busca sino la verdad.

 

El que ama realmente

perdona siempre, confía en todos,

sabe ponerse en lugar del otro

antes de juzgarle,

no se desanima nunca.

 

 

Nunca dejaremos de amar.

Llegaremos a descubrir

todos los secretos de la ciencia

Llegaremos a crear la riqueza necesaria

para que todos vivan con dignidad.

Pero sólo una cosa seremos incapaces

de llevar a cabo hasta el fondo: Amar.

 

Porque el camino del amor es interminable.

 

Por eso el amor es el único sentido de la vida.

 

Sólo en el amor merece la pena creer.

Versión de Ricardo para la catequesis

Principal ] [ Mapa Web ]