Principal ] [ Mapa Web ]

Microteología

Mujeres
del Antiguo
Testamento

Extracto de las charlas de Dolores Aleixandre
C. Pignatelli. Zaragoza. Dic. 2001

Comencemos recordando a las matriarcas. Seguro que si os pregunto nombres de patriarcas todo el mundo dice Abraham, Jacob .... pero ya nombres de matriarcas .... Sara, Rebeca (olvidadísima) y las mujeres de Jacob, Lía y Raquel. Estas son las que en la tradición judía se llaman matriarcas. Según el midrás: "sus nombres estaban escritos en el bastón con el que Moisés separó las aguas del mar Rojo"

...... / .....

Vamos a hacer una reflexión en tomo a estas historias que hemos leído. Primero, la distancia que hemos percibido entre la santidad de la elección divina y la insuficiencia o deficiencia de la actitud moral (y eso que me he saltado los textos donde quedan menos favorecidas). Sara se comportó con una tremenda virulencia y crueldad con Agar, la esclava; Rebeca no brilla por su imparcialidad, por su lealtad, por su paciencia con sus nueras -que estaba de ellas hasta la coronilla- Rebeca engaña también a su padre con lo de los idolillos y tampoco Lía es un modelo de piedad filial. Lo que ocurre es que estamos en otra clave teológica. Para moral ya están los profetas.

Lo que yo quiero subrayar de todas estas narraciones de antepasadas es que la elección nadie la impide; que ellas, como los patriarcas, son elegidas para dar testimonio de la trascendencia de la gratuidad de Dios, del Dios de la alianza. Ellas son libres, ellas también, y por tanto, responsables de las injusticias que cometen; pero también el Señor es libre y responsable de sus criterios teologales de elección y esta elección es el fundamento de su santidad. Toda la Biblia tiene allí esa batalla sin resolver, en el fondo la batalla de la gracia, el Dios agraciante y el Dios de la alianza, el Dios de la promesa y el Dios de la alianza. Entonces, según las épocas, según las teologías que se van sucediendo, hay teologías que le dan más importancia al cumplimiento, los sacerdotes, toda la teología sacerdotal que tiene mucha importancia y la deuteronomista, el cumplimiento de las cláusulas de la alianza.

Pero de vez en cuando y con bastante frecuencia, estos relatos están aquí para recordar que más allá de cualquier cumplimiento de leyes, están estos personajes para dar testimonio de la gracia de Dios. Yo voy a dar una breve explicación de esto. No son ellas tres solas las estériles, sino que después Ana, la madre de Samuel, (en 1 Sam. aparece como estéril) y después la madre de Gedeón, la de Sansón... y en el nuevo testamento Isabel es estéril y María es virgen. Cuando leemos este hilo conductor que recorre toda la Biblia estamos ante el Dios que sostiene al huérfano y a la viuda y al emigrante, ese es el nombre que aparece, que tiene preferencia por los pobres y los abandonados, así aparece en todo el antiguo testamento. De ahí su misericordia preferencial por estas mujeres que están hundidas en la peor de las humillaciones; ellas no tienen y no son, es decir, están como en el vacío más absoluto. Recordar lo que dice el midrás: la vida no tiene más sentido que a través de la descendencia. Ellas están ahí con el futuro cerrado. .... ellas van a edificar la casa de Israel no a pesar de que eran estériles sino precisamente por ello

La Biblia siempre dice lo mismo y de muchas maneras: .... Cuando dice en el paso del mar que Dios hace pasar a su pueblo de la opresión de Egipto a la libertad está diciendo lo mismo que cuando nos dice en el Génesis que Dios del caos primigenio hace orden y creación y está diciendo lo mismo cuando dice que del seno de las mujeres estériles nace fecundidad y vida. Siempre está poniendo como referente la acción de Dios, un Dios que actúa es, como siempre, el protagonista de las acciones (lo veremos en el Magníficat si nos da tiempo); el protagonista de las acciones es Dios y por lo tanto cuanto más alguien deja pasar sin apropiarse nada su acción mejor y con más claridad da testimonio de su absoluta gratuidad.

Principal ] [ Mapa Web ]